top of page
  • Foto del escritorPau MujerNaturaleza

Como el divagar y la intuición están conectadas. Utiliza la escritura para descubrirlo

¿Te ha pasado a veces que tienes un montón de ideas en la cabeza y no puedes ponerlas en orden o no ves la clara conexión entre ellas, pero todas están conectadas para ti? O ¿te ha pasado que no sabes lo que sientes, o no sabes ponerle palabras a lo que sientes? ¿te encuentras en un remolino de emociones y no sabes exactamente que sucede o cómo explicarlo?


Descubrí leyendo el libro de “Cuerpo de mujer, sabiduría de mujer” de la Dra. Christiane Northrup (el cuál recomiendo100%) que la inteligencia de los hombres es más intelectual y la de las mujeres es más intuitiva. Y esto lo que significa según mis palabras, es que a veces ni siquiera nuestra mente puede entender cómo nosotras intuitivamente sabemos algo o hemos llegado a esa conclusión, y ¡lo hacemos! A través de nuestras emociones, o de nuestro cuerpo que están conectados con nuestra intuición, llegamos a esa información.


Cuando leí esto, sentí un gran alivio porque entendí que quizá no soy tan rara como pensaba, que me pongo a divagar, armo un laberinto de ideas, no sé cómo las voy uniendo y llego a un fin que no tiene nada que ver con el primer pensamiento con el que empecé…. ¡¡Y lo veo tan claro todo!!



Para mí tiene todo el sentido… otra cosa es cuando intento explicarlo a otra persona… a veces no me salen ni las palabras o cuando las escucho salir no tienen nada que ver a cómo sonaba todo en mi cabeza… es en estos momentos en los que yo empecé a darme el discurso, y creérmelo de que: no tengo claridad, con tanto divagar voy a aburrir o no me van a entender, no tiene sentido, no retengo la información, no sé justificar las cosas, por mucho que lea y aprenda no logro transmitirlo, y un largo etc.


Al leer esto en el libro de la Dra. Northrup , además de ayudarme a aceptar esta parte de mí, e incluso valorar que no necesito justificar lo que sé porque simplemente ¡lo sé!, me di cuenta de algo más… que necesité que un libro, que una autora reconocida, y que un razonamiento y explicación intelectual, validase mi inteligencia y mi sabiduría intuitiva.


Al menos en este asunto me parece algo positivo porque pude reconocer y entender algo que me sucede, a lo que daba connotación negativa…. Y esto es lo que ha sucedido a lo largo de toda la historia con las cualidades femeninas…. Se las ha dado una connotación negativa hasta que nosotras mismas las hemos invalidado, las hemos rechazado, hemos desconfiado de ellas y nos hemos machacado por ellas. Y así es como nos han y nos hemos desconectado de nosotras mismas, de nuestra naturaleza y de nuestro poder… nuestro poder femenino y de mujer.


Y todo este divagar (que continuaré sin duda en otro post), era para contaros que algo que he descubierto que me ayuda, es ESCRIBIR. Siempre me ha ayudado porque me ayuda a ver las cosas con más claridad, a darle sentido a lo que estoy sintiendo, e incluso a entender algunas cosas de manera racional. También me ayuda a validarme a mí misma y a poder comunicar lo que necesito y siento, a hacérselo entender a otras personas.


Cuando me pongo a escribir en ese estado normalmente tengo momentos de “Ajá!!”, de más claridad y sobretodo…. Me ayuda a expresar emociones, a soltar lo que necesito soltar y abrazar y aceptar lo que necesito en ese momento. Me da paz y seguridad porque conecto con mi intuición y mi guía interna.


Así que os animo a que lo probéis, o que busquéis vuestras maneras únicas. Y sobre todo os animo a que confiéis en vuestra intuición, a que seáis vosotras mismas quienes valoráis y validéis vuestro saber único y resignifiquéis vuestra femenina, para abrazarla y aceptarla. Así conseguiremos también que la sociedad lo haga también poco a poco.


Me despido divagando, con un abrazo escrito e intuitivo.

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commenti


bottom of page