top of page
  • Foto del escritorPau MujerNaturaleza

Cómo encontré mi propósito en la vida

¿Estás enfadada porque crees que la vida es más que trabajo y aún así es a lo que más tiempo le dedicas en tu vida? ¿Te gusta tu trabajo, pero te gustaría tener más tempo para ti? ¿Crees que la vida es algo más pero no terminas de saber qué?


Creo que toda persona tiene un propósito en la vida, y tiene diferentes dones para llevar acabo ese propósito en la vida. Y a la vez creo, que muy poca gente realmente manifiesta ese propósito y utiliza esos dones en su vida.


La mayoría de nosotrxs, nace, estudia, se preocupa por encontrar un trabajo (y que nunca le falte), forma una familia y muere. Y no es que yo esté diciendo que esto esté mal, sino que damos por hecho que eso es la vida y no nos abrimos a nada más.


Intentamos controlar todo lo que pasa en nuestra vida, cuando si hiciéramos el experimento de dejarnos llevar sin ser arrastradxs por nuestra mente controladora, quizá nos sorprendería todo lo que sucede, y todas las oportunidades que se presentan.



Dejadme que os cuente mi historia muy brevemente. Yo estudié trabajo social, porque se me daba bien escuchar a la gente y me gustaba trabajar con personas. Durante 10 años trabajé en el mundo institucionalizado de lo social y nunca estuve conforme con como se hacía el trabajo, con la visión que se tenía, lo que se promovía, como se trataba a las personas con quienes trabajábamos, etc… y siempre intentaba cambiar las cosas. Por eso estaba en el sindicato de trabjadorxs, acudía a todas las manifestaciones, hacia todas las huelgas, y un largo etc.


Nada de esto me hacía sentir mejor, al revés, cada vez estaba más enfadada con el mundo y culpaba a todo el mundo de mi frustración e impotencia. Me encantaba pasar tiempo con las personas con quienes trabajaba, pero acaba no disfrutando en mi trabajo y terminaba mis jornadas sin energía.

Hace un año y medio, decidí tomar la responsabilidad sobre lo que se estaba manifestando en mi vida e intentar dejar de cambiar a lxs demás y sus proyectos y dedicarme tiempo a mí misma y descubrir quién era realmente y mi propósito en la vida.


Así me dediqué a trabajar en mí misma, al autoconocimiento, a probar diferentes cosas, recuperar otras que me encantaban de pequeña, y así acabé estudiando Coaching Personal sólo con la idea de continuar trabajando y conociéndome a mí misma. Lo que nunca pude imaginar es que, al realizar mis prácticas, descubriría una herramienta perfecta para manifestar mi propósito… acompañar a otras mujeres en su proceso de autoconocimiento y conexión con su naturaleza como en el que yo me encuentro.

A la vez comencé a enfocar en el autoconocimiento femenino, en la sexualidad, el ser mujer, la naturaleza femenina, desde una perspectiva de experimentación y exploración en mí misma… y descubría que muchas otras mujeres querían y buscaban esta conexión.


Por lo que, así, sin pensarlo ni planearlo, las cosas se empezaron a alinear, a aparecer en mi vida, y sólo tuve que tomar la decisión de tomar la oportunidad, de probar, de fluir y ver adonde me llevaba.

No es que yo haya llegado a ninguna meta final y ya sepa mi propósito y todos mis dones, pero desde luego tengo la certeza intuitiva, de que estoy bien encaminada. Y lo sé porque ya no pierdo la energía después de estar trabajando con otras mujeres en mis sesiones o talleres… salgo más energizada y sé que también estoy contribuyendo al cambio, que ha empezado con un cambio en mí misma.


Me despido animándoos a que os abráis al fluir de la vida, a tomar las oportunidades que se os presentan, que puedan parecer que no tienen nada que ver con lo que queréis o esperáis, pero nunca se sabe dónde te puede llevar. Es la magia de la naturaleza y el Universo…


Os mando un abrazo con propósito!

17 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page